Ajoblanco

En épocas de calor las sopas frías se convierten en una buena opción para los primeros platos, el “Ajoblanco” es probablemente la más antigua de todas.

Receta_cocina_Ajoblanco-3

Como todo plato de pocos ingredientes y sencillos, es muy importante elegir una buena materia prima para obtener un resultado final redondo.

Preparando el tradicional “Ajoblanco” con un toque especial…

Tiempo aproximado en la realización: 20 minutos de preparación / 2 horas de reposo

Medidas para: 2 o 3 raciones

Medidores: vaso de yogur (equivale a 125 gramos) / cucharadita (cuchara de postre) / cucharada (cuchara sopera)

La almendra

Como hemos dicho anteriormente, la materia prima en este plato es fundamental y al ser la almendra el ingrediente protagonista, recomendamos escoger una almendra de origen español o mediterráneo -la mayoría que venden en supermercado provienen de USA y son menos sabrosas- y si proceden de agricultura ecológica, mejor sabrán.

El escaldado

Llenar 1 vaso con almendras crudas, poner agua -la suficiente para que floten las almendras- a hervir, y cuando esté hirviendo echar las almendras de golpe, esperar que vuelva a romper el hervor y dejar que cuezan 30 segundos -tiempo suficiente para que la piel se despegue-.

Receta_cocina_Ajoblanco-1

Sacar, dejar enfriar y veras que fácil se pelan.

Elaboración

Poner 10 minutos a remojar -en agua mineral mejor- la miga de 1 rebanada de pan blanco -unos 30 o 50 gramos- de 2 días. Sin escurrir mucho la miga, pasarla al vaso de la batidora junto a 1 diente de ajo, las almendras -peladas y ligeramente tostadas-, 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, 1 cucharada de vinagre de arroz -puede ser de manzana o vino blanco, pero echa un poco menos -, ¼ de cucharadita de sal, 6 vasos de agua mineral y triturar.

Receta_cocina_Ajoblanco-2

Pasar por el pasapuré -o por el chino-, poner en un recipiente de acero o cristal y guardar en la nevera 2 horas.

Guarnición

Lo más común es usar uvas y jamón serrano. Para darle un toque más sofisticado las uvas las sustituiremos por higos frescos y el jamón lo deshidrataremos.

Meter 2 higos maduros en el congelador durante 10 minutos, sacar y cortar en filetes de 2 milímetros. Cortar 3 lonchas muy finas de jamón serrano, ponerlas en una bandeja de horno cubierta por papel graso, y hornear a 130 grados -sin precalentar el horno- durante 10 minutos -o hasta que esté crujiente-. Dejar enfriar.

Aplastar ligeramente las lonchas de jamón para obtener trocitos irregulares, y esparcir por encima de cada plato de “Ajoblanco” con 3 o 4 rodajas de higos. Con esta variación le daremos un toque más intenso de dulce y salado.

 

¿Te animaste a preparar “Ajoblanco”? ¿Qué tal fue el resultado? Nos encantaría conocer tu opinión, dudas, sugerencias y para ello sólo tienes que compartirlo debajo, en los comentarios.

 

 

Etiquetado: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *