Caldo de Pollo

No podía pasar más tiempo sin ofrecerte un nutritivo y sabroso “Caldo de Pollo”.

receta_cocina_caldo_pollo-1

La clave de un buen caldo, reside en sacarle todo el jugo al ingrediente protagonista y así conseguir un excelente resultado.

Preparando nuestro “Caldo de Pollo”

Tiempo aproximado en la realización: 30 minutos en la preparación 60 minutos en la cocción

Medidas para: 1 litro de caldo aproximadamente

El sabor

Precalentamos el horno a 250 grados. Para conseguir el máximo de sabor, proteínas y reducir la grasa -que no se necesita-, ponemos en una fuente de horno el caparazón de un pollo -de 1 kilo y ½ o 2 kilos-, el cuello y las alitas.

receta_cocina_caldo_pollo-2

Rociamos los despojos con 1 cucharada de leche en polvo -esto aportará más proteína al caldo y acentuará el sabor a pollo- y metemos en el horno durante 20 minutos o hasta que estén dorados -no pasa nada porque se quemen un poco-. Al sacarlos del horno veremos cómo han soltado bastante grasa que desecharemos.

El caldo

En una olla a presión y a fuego máximo ponemos: 1 litro y ½ de agua, los restos de pollo desgrasados y tostados, 1 rama de apio, 1 puerro entero -con la parte verde-, 1 zanahoria y ½  cucharadita de sal -el caldo debe quedar soso para poderlo usar en cualquier plato sin que nos pueda aportar un exceso de sal-.

receta_cocina_caldo_pollo-3

Cerramos la olla, esperamos que la válvula suba, bajamos el fuego al mínimo y que siga cociendo durante 1 hora. Pasada la hora de cocción , retiramos del fuego y dejamos que se enfríe por completo la olla para abrirla -para que siga cociendo con el calor residual y su apertura sea más segura-.

Colado

Una vez frío el caldo, hacemos un primer colado con un colador de tramado fino. A ese mismo colador le ponemos una tela vieja y de fibra natural -de una sábana de algodón, un pañuelo de lino…-, hacemos el segundo colado para quitar los posos y el exceso de grasa. Es importante que la tela que usemos sea vieja para que la química usada en la elaboración del tejido ya no esté. También es muy importante que esa tela no se lave con jabones y / o suavizantes con fragancias intensas, porque el caldo cogería el aroma de la tela.

receta_cocina_caldo_pollo-4

Ya tenemos listo un buen “Caldo de Pollo” para tomarlo solo o utilizarlo en sopas, guisos, salsas…

Consejos

Cocción en cazuela

Si la cocción se va a realizar en cazuela convencional: se añade 2 litros y ½ de agua, cuando rompa a hervir bajamos la temperatura al mínimo, ponemos la tapadera sin que tape del todo y dejamos cocer durante 2 horas y ½. Probablemente pida quitar con una espumadera la espuma que se va formando en la superficie.

Conservación

Una vez terminado y colado el caldo, la manera más práctica de conservarlo -si no lo vas a usar en pocos días- es llenando vasos de yogur -los de plástico-, congelarlos y cuando se haya convertido en hielo, rompemos el vaso para sacarlo y lo guardamos en bolsas de congelar. De esa manera tendremos 125 gramos de caldo en cada hielo que podremos usar cuando lo necesitemos.

¿Te animaste a preparar el “Caldo de Pollo”? ¿Qué tal fue el resultado? Nos encantaría conocer tu opinión, dudas, sugerencias y para ello sólo tienes que compartirlo debajo, en los comentarios.

 

Etiquetado: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies