Cogollos con sofrito

Hoy nos detenemos en un fresco, delicioso y curioso plato, los Cogollos con Sofrito. Os podemos asegurar que esta manera de hacer los cogollos de lechuga es de las más sabrosas (preparar pan con buena miga para untar la salsa).

Como todas las recetas sencillas, al tener pocos ingredientes, estos tienen que ser de muy buena calidad para asegurar el éxito.

Receta de cocina: Cogollos con sofrito

Elaborando nuestros Cogollos con Sofrito

Tiempo aproximado de preparación unos 10 minutos.

Comenzamos cogiendo 1 cogollo (por persona), le quitamos la primera capa de hojas, cortamos la parte oscura del tallo y las puntas (si están quemadas), partimos por la mitad, lavamos debajo de un chorro fuerte para que penetre bien el agua por las hojas y sacar con la presión los restos de tierra.

Una vez hecho esto, apretamos y sacudimos los cogollos para quitar el exceso de agua. Partimos en dos cada mitad de cogollo y colocamos en un plato con los tallos hacia fuera formando una estrella (así las hojas quedarán en el centro para que puedan recoger mejor el sofrito), los sazonamos con sal fina y si se quiere un poco de pimienta negra.

Receta de cocina: Cogollos con sofrito

Aplastamos 2 ajos con el aplastador de ajos o los picamos en trozos muy pequeños, los ponemos en una sartén  con 2 cucharadas de aceite de oliva (si es virgen extra, mejor) a fuego bajo y sin parar de remover para que se doren por igual, cuando los ajos adquieran un tono ámbar (no más oscuro porque amargaría) retiramos del fuego,  añadimos ½ cucharada de vinagre balsámico, removemos con cuidado para que no salte el vinagre al contacto con el aceite caliente y rociamos el centro de los cogollos para que penetre el sofrito entre las hojas.

Receta de cocina: Cogollos con sofrito

¡Y listo!, servimos y comemos inmediatamente.

Nota del cocinero

Te aconsejamos que los pruebes así, ya que salen muy sabrosos. Si luego quieres otras variaciones aquí te ofrecemos estas 2 opciones:

1) Pon 1 cucharada de aceite de oliva y los ajos en la sartén, cuando empiecen a dorarse, echa 1 lata de anchoas en aceite de oliva  (con todo su aceite), no pares de remover hasta que las anchoas se hayan desecho, incorpora el vinagre y rocía los cogollos.

2) Cuando eches los ajos, incorpora 1 cucharada rasa de taquitos de jamón serrano y ½ de almendras fileteadas, mantén en el fuego hasta que se doren los ajos y las almendras, retíralo, pon el vinagre y rocía los cogollos.

Importante                                                                                                                                                                                  Si decides poner un vinagre más acuoso (de manzana, de vino blanco o tinto), cuando lo incorpores al sofrito pon una tapadera porque salpica mucho y te puedes quemar.

¿Te atreviste con los Cogollos con Sofrito? ¿Qué tal fue el resultado?. ¿Te animas y nos cuentas tu experiencia? Nos encantaría conocer tus experiencias, dudas, sugerencias y para ello sólo tienes que compartirla, debajo, en los comentarios.

Etiquetado: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies