Mantenimiento de la bayeta de cocina

La bayeta de cocina es uno de esos elementos imprescindibles de la cocina, ya que su uso está presente en casi todo lo que hacemos. Este uso, que requiere que la bayeta esté constantemente húmeda, hace que los días útiles de esta, terminen mucho antes que su desgaste. Esto sucede porque llega un momento en el que es imposible eliminar el mal olor que termina adquiriendo, y por mucho que se lave con jabones perfumados y lejía, el olor persiste.

 Truco de cocina: Mantenimiento de la bayeta de cocina

Este mal olor que la bayeta va adquiriendo, es debido al continuo contacto de esta con las bacterias de los alimentos, sobre todo de la carne (principalmente la de pollo que es la que más bacterias presenta) y como decíamos anteriormente, su constante humedad.

Hay quien dice que las bayetas de fibras sintéticas (las de microfibra), huelen menos que las de fibras naturales (algodón, lino…). La ventaja que tienen las de fibras sintéticas es, que se secan antes y por lo tanto el olor disminuye, pero no te confíes, el mal olor sigue estando y lo que es peor las bacterias también.

Nuestra experiencia en la cocina nos ha enseñado cómo mantener la bayeta de manera  que la acabemos tirando cuando esté llena de agujeros y no por su insoportable olor. Y es ese truco el que hoy queremos compartir contigo.

Limpiando nuestra bayeta de cocina

El mantenimiento es sumamente sencillo, lo único que tenemos que hacer es poner un cazo con abundante agua a hervir (si reservamos un cazo o una cazuela vieja para esto, mejor). Cuando el agua esté hirviendo, ponemos una cucharadita de oxigeno activo (el que se usa para la lavadora), enjuagamos bien la bayeta, la metemos en la cazuela y dejamos cocer durante 5 minutos.

Truco de cocina: Mantenimiento de la bayeta de cocina

Mantenemos la bayeta dentro de la cazuela, hasta que esté templada para poderla manipular y aclaramos con abundante agua.

Y eso es todo. ¡¡Ya tienes tu bayeta sin olores!!

Nota

Es aconsejable que hagas esto 1 vez por semana como mantenimiento y te recomendamos este tipo de limpieza después de un día de mucho uso. Durante el resto de los días, se debe aclarar bien después de su uso y lo más importante: dejarla extendida, para que se seque, hasta volver a usarla.

¿Te has puesto en marcha con el mantenimiento de tu bayeta ¿Qué tal fue el resultado?. ¿Te animas y nos cuentas tu experiencia? Nos encantaría conocer tus experiencias, dudas, sugerencias y para ello sólo tienes que compartirla, debajo, en los comentarios.

Etiquetado: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies