Cómo hacer para no llorar al cortar cebolla

¿Cuant@s de nosotr@s no hemos hecho de todo para ver si evitábamos llorar como magdalenas al cortar cebolla?

Truco de cocina: Cortar cebollas sin llorar

Que si gafas de sol, de buceo, que si abro los ojos sólo un poquito … Bueno un sin fin de cosas.

La cuestión es que lloramos, porque al cortar cebolla se producen unas roturas a nivel celular que liberan unas enzimas llamadas alinasa que entran en contacto con trans-(+)-S-(1-propenil)-L-cisteina sulfóxido, originando una gas compuesto por piruvato, amoniaco y syn-propanotial-S-óxido que se transporta por el aire y que inevitablemente llega a nuestros ojos.

Pues bien, podemos hacer que ese gas no nos haga llorar de las siguientes maneras:

1. Remojamos la cebolla en agua caliente, unos segundos, antes de cortarla.

2. Mojamos en vinagre el filo del cuchillo, antes de cortar la cebolla. Lógicamente algo lloraremos seguro pero mucho menos que si no hiciéramos esto.

Hay que tener en cuenta, que al tratarse de un gas que se libera con la rotura de la cebolla, entre más afilado está el cuchillo, menos superficie rota habrá y por tanto menos lágrimas.

Y ahora dinos: ¿Se han aventurado con este truco? ¿Qué les ha parecido el resultado?. Compartan su respuesta debajo en los comentarios, nos encantará conocer vuestras experiencias.

Etiquetado: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies