Repasando los clásicos: Musaka

En la receta que damos hoy, te queremos ofrecer nuestra versión rápida y “ligera” de la exquisita “Musaka”.

Receta_cocina_Musaka-4
Éste emblemático plato de la cocina Griega, que nos recuerda a la “Lasaña”, pero que al sustituir las láminas de pasta por lonchas de berenjenas -que en su versión más auténtica van fritas- la convierte en un plato único.

Preparando nuestra “Musaka”

Tiempo aproximado en la realización: 30 minutos en la preparación 20 minutos en el horneado

Medidas para: 3 raciones

Medidor: vaso de yogur

La berenjena

Lavamos y secamos 2 berenjenas medianas, las cortamos a lo largo en lonchas de 1 centímetro de grueso -si se cortan finas se pueden romper-. Las salamos con sal gruesa por las 2 caras, y solo por una de las 2 caras, ponemos un chorrito de aceite de oliva. Calentamos la plancha -o una sartén- a máxima temperatura y las doramos por amabas caras -no es necesario que queden hechas por dentro, ya que en el horno se terminarán de hacer-. Reservamos.

Receta_cocina_Musaka-1

Las 2 salsas

La de carne:

En el vaso de la batidora ponemos 1 cebolla pequeña pelada y troceada, 1 diente de ajo pelado, ½ vaso de vino blanco seco, 3 cucharadas de aceite de oliva, la punta de una cucharilla de canela molida, y ½ cucharadita de sal fina. Trituramos, echamos el resultado a una sartén que la tenemos a fuego medio, y cuando los líquidos se hayan evaporado, incorporamos 200 gramos de carne picada de ternera -si se prefiere de cordero, quedará más Griega-, mezclamos todo muy bien para que la carne quede suelta. Cuando se haya evaporado el jugo de la carne, es el momento de poner 3 vasos de tomate triturado, bajar la temperatura cuando rompa a hervir y dejar que cueza unos 15 minutos.

Receta_cocina_Musaka-2

La bechamel:

En un cazo ponemos 2 cucharadas de mantequilla, derretimos a baja temperatura, incorporamos 2 cucharadas rasas de harina, mezclamos y rehogamos unos minutos. Ponemos poco a poco y sin parar de mezclar, 2 vasos de leche caliente y cuando tengamos una crema ligera –del espesor de las natillas-, salpimentamos y ponemos una pizca de flor de macis molida -es la cascara de la nuez moscada, que nos aporta un aroma más sutil-. Dejamos que cueza mientras se termina de hacer la salsa de carne.

Horneado

Precalentamos el horno a 250 grados. Untamos el fondo de la bandeja con un poco de bechamel, ponemos 1 capa de berenjenas encima, las untamos de la salsa de carne, ponemos otra capa de berenjenas y así, hasta 3 capas. Cubrimos la última capa de berenjenas con el resto de la bechamel y rallamos un poco de queso curado por encima -el más recomendable para este plato: el de oveja-. Metemos en el horno a 250 grados durante 20 minutos o hasta que la bechamel y el queso hayan formado una costra dorada.

Receta_cocina_Musaka-3

Dejar reposar unos minutos fuera del horno y ¡¡a comer!!.

Conservación

Como todos los platos que llevan su tiempo de preparación, te sugerimos que hagas cantidad y congeles. En este caso te recomendamos que congeles por raciones en las bandejas desechables de aluminio, para que las saques del congelador y directamente las metas en el horno durante 40 minutos a 200 grados.

¿Te atreviste con la “Musaka” ? ¿Qué tal fue el resultado? ¿Te animas y nos cuentas tu experiencia? Nos encantaría conocer tu opinión, dudas, sugerencias y para ello sólo tienes que compartirla debajo, en los comentarios.

Etiquetado: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies